50 sombras con una escort de Lola Martí

Posted by lolamarti in Recomendaciones

Si ya conoces la profesionalidad y la excelencia, tanto en clase como en belleza, de las señoritas de compañía de Lola Martí, también sabrás que se trata de chicas sin complejos y con una imaginación chispeante. Cuando E.L. James escribió su famoso libro “50 sombras de Grey” trataba un tema desconocido para muchas mujeres, el sado masoquismo light. Ese no es el caso de las señoritas de compañía de nuestra agencia, por eso hoy te contaremos algunos truquitos para recrear las escenas de 50 sombras con una escort de Lola Martí.

Sofia, escort en BarcelonaLo primero que tenemos que decir es que se trata de disfrutar y en ningún caso de ponerse en peligro, las fantasías sadomasoquistas no implican necesariamente causar dolor y son muy comunes, nuestra imaginación es libre y con una escort de lujo de Lola Martí puede convertirse en realidad.

Sin ver, sin hablar, sin oir.

Utilizar mordazas, máscaras, antifaces, con nuestra escort de lujo puede ser una fantástica forma de empezar. Echar mano de todo lo que sea necesario para provocar la privación sensorial es un truco fantástico para aumentar el placer de los sentidos que ambos vais a disfrutar. La clave está en que el amo acaricia al sumiso, la persona que no ve es dominada por los juegos de la otra sin que se espere nada de lo que le preparan. Este juego despierta un deseo inmenso de lo que está por venir. Eso sí, los papeles los eliges tú.

Jugar con las esposas y una escort de Barcelona

Este es el juego de la inmovilización. Quien ata debe comprobar que el juguete utilizado haga su función pero sin excederse. Una vez preparados es el momento de empezar a disfrutar sin manos, la sensaciones que dependerán únicamente de los movimientos de vuestros cuerpos, en un intenso y excitante cuerpo a cuerpo. Quieres que sea ella la que te ate, perfecto, aunque también puede ocurrir al revés y que sea nuestra escort de Lola Martí la inmovilizada, entonces tendrás su escultural cuerpo para manejarlo a tu antojo.

Ir un paso más allá con una escort de la agencia Lola Martí

Este un mundo repleto de posibilidades y los límites son muy personales, la idea consiste en ir de menos a más y en el camino siempre puedes echar mano de juguetes. Un ejemplo clásico es el látigo, este da una sensación de poder enorme al que lo maneja y para utilizarlo es necesario un precalentamiento eficaz que dispara la imaginación y el deseo.

En todos estos juegos hay dos papeles, el que domina, que es el que toma el control del acto incluso en las posturas sexuales y el sumiso que se deja hacer. Y tú, ¿qué rol escoges?

Leave a Reply