Las 5 posturas que más placer le dan a nuestras escorts de lujo.

Posted by lolamarti in Sin categoría

El sexo es un juego muy íntimo entre dos personas (a veces entre más) en el que todos disfrutamos, pero lo divertido de él es que podemos experimentar placeres nuevos cada vez que tenemos encuentros sexuales. Hagamos un ejercicio rápido: cierra los ojos y recuerda el mejor sexo que has tenido en tu vida. Revive ese momento. ¿Ya? ¿Por qué es tan especial? En muchas ocasiones recordamos el mejor sexo por la persona con la que lo hemos hecho pero en otras… por el lugar y la postura. Sí, como escuchas, hay infinidad de posturas más allá del clásico misionero y cada una es capaz de proporcionar un placer distinto. Estas posturas placenteras son las que luego recordamos y con las que más disfrutamos, de ahí que un encuentro con la misma persona pueda ser tan diferente dependiendo de la postura en la que lo hagamos.

Ver cómo tu escort de lujo disfruta y grita de placer es una de las mejores cosas que vas a poder vivir. Pues el placer en la cama no es unilateral, sino que a nosotras también nos gusta disfrutar del sexo con todos los caballeros que quieren pasar tiempo con nosotras y darnos cariño. De hecho, que ambas partes disfruten del sexo es el objetivo de nuestros encuentros sexuales. Por eso, en este artículo hemos hecho una recopilación de las posturas que más placer nos dan, las que más nos ponen en la cama y con las que no podemos evitar gemir de placer. ¿Quieres ponerlas a prueba con nosotras.

  1. La vaquera invertida.

Ya hemos hablado en varias ocasiones de esta postura pero es que ¡nos encanta! Para practicarla solo tendrás que tumbarte boca arriba, tu escort de lujo se colocará sobre ti de espaldas desnuda o con su conjunto de lencería más hot. Nos inclinamos hacia delante apoyando las manos sobre la cama o tus piernas y comenzamos a cabalgar.

La vaquera invertida es una de las mejores posturas sexuales porque a ti te dejará observar unas vistas increíbles del cuerpo de tu chica mientras ves cómo disfruta sobre ti. Nos podrás acariciar las caderas, muslos y culo mientras empezamos a gritar de placer.

¿Pero quieres que te contemos un secretito? A nosotras nos encanta la vaquera invertida porque al mismo tiempo que se penetra podemos estimular fácilmente nuestro clítoris con los dedos. ¡Una pasada con la que los dos gozaremos!

  1. La doma.

En la postura de la doma tenemos contacto total con tu cuerpo. ¿Cómo se practica? Deberás sentarte sobre el borde la cama, nosotras nos sentaremos sobre ti y… empezaremos a jugar. Esta postura nos gusta mucho porque la penetración es muy profunda e intensa, ¡tú también serás capaz de notar cómo tu pene se introduce hasta lo más profundo de nuestro cuerpo!

Además, nosotras nos sabemos un truquito para intensificar esa sensación. Comenzaremos a hacer movimientos pélvicos de contracción en los que notarás un placer intensificado. Esto, combinado con movimientos circulares y verticales serán una bomba de relojería en la cama.

  1. Las clásicas tijeras.

Seguramente habrás probado esta postura en algún momento, pero es que nos encanta y nos pone a mil. Para realizarla deberás entrelazar tus piernas con las nuestras para quedar perfectamente enlazados. Al no estar pegados completamente, tendremos espacio de sobra para poder movernos y acariciarnos el clítoris.

Tú mientras podrás observar cómo disfrutamos del encuentro sexual y subir las pulsaciones por segundo. Esta postura será muy placentera para ambos y te encantará porque al igual que en la postura de la doma, te permitirá una penetración muy profunda y sensible.

  1. El perrito.

Si lo tuyo es el sexo duro, el perrito es nuestra postura. Es un clásico, pero es muy práctico si lo que queremos es una penetración rápida y fuerte. Además, lo mejor del perrito es que podrás mirar cómo nuestro culo se mueve al compás de tus penetraciones. Si nuestra escort está dispuesta y tú también esta postura es ideal para practicar un griego y disfrutar del sexo anal más estimulante.

Para ello, recomendamos empaparnos de lubricante y comenzar despacio para que poco a poco coger un ritmo que sea placentero para ambos. ¿Te animas a probarlo?

  1. La profunda.

Sencilla pero muy excitante. Te dejaremos ver cómo de flexibles somos con esta postura en la que pondremos nuestras piernas casi detrás de nuestra cabeza mientras tú nos penetras. A veces ponemos nuestras piernas sobre tus hombros para conseguir una mejor estabilidad. La sensación es increíble porque nuestro cuerpo está totalmente doblado por lo que te permitirá sentir como nunca nuestras paredes vaginales.

Esta es una postura que únicamente llega a ser placentera para aquellas mujeres muy flexibles. ¡Suerte que nuestras escorts de lujo lo son!

¿Cuál de estas posturas te gustaría probar? Ponte en contacto con nosotras y te enseñaremos lo que sabemos hacer, lo que nos apasiona y excita. Te estamos esperando…

 

Leave a Reply